963 59 72 44 [email protected]

Ainhoa Marcos, responsable de Educación Pública de Microsoft, reflexiona sobre por qué hay menos mujeres en las carreras STEM y cómo cambiar la situación.

Un estudio reciente llevado a cabo por el profesor Martin W Bauer del Departamento de Ciencias Psicológicas y Conductuales de la London School of Economics (LSE), ha demostrado que la falta de modelos femeninos en el ámbito STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) es una de las causas de la falta de interés de las niñas por las asignaturas y carreras del ámbito STEM a partir de los 15 años. Este estudio revela que, a pesar del interés generalizado por los temas STEM en las niñas entre los 11 y 12 años, este decae notablemente a partir de los 15 de forma casi irreversible.

Por lo tanto, profesores, colegios, universidades, empresas, familias, la sociedad en general, tenemos una gran responsabilidad para, en ese margen de tiempo de cuatro años, motivar a niñas y jóvenes mediante diferentes acciones que permitan que su interés no decaiga.

En este sentido, un informe de la OCDE muestra que hay margen de mejora en la educación científico-tecnológica para impulsar el rendimiento y la motivación en una sociedad en la que la demanda de profesionales altamente cualificados en este ámbito va en aumento. La Unión europea estima que habrá unos 756.000 puestos vacantes en el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones en 2020.

Para seguir leyendo la noticia en la web original pulsar aquí