DuckDuckGo, Swisscowss o SearX son algunas de las aplicaciones que aseguran no recopilar ninguna información sobre los internautas ni su historial de búsquedas

Cada vez que un usuario hace una búsqueda en Google queda registrado. La compañía de Mountain View sabe si un internauta busca información sobre un actor, vuelos para sus próximas vacaciones o tratamientos para cualquier enfermedad. En la actualidad, navegar en Internet sin dejar ningún tipo de rastro es prácticamente imposible con los buscadores tradicionales. Por ello, cada vez más usuarios optan por utilizar alternativas que persiguen garantizar la privacidad como SwisscowsSearX o DuckDuckGo.

Para ver la noticia completa en la web original pulse AQUÍ